El objetivo de estos Principios Rectores es informar sobre estrategias pragmáticas y proponer un marco de acción para construir un entorno propicio para unos vínculos urbano-rurales más inclusivos y funcionales. Los principios son flexibles y pueden ser aplicados por todos los niveles de actores en todas las escalas.

Aunque los principios están diseñados para su aplicación universal, existen funciones y acciones apropiado para los gobiernos nacionales o locales, la sociedad civil, el sector privado y las organizaciones internacionales. Además, pueden aplicarse en distintos contextos nacionales; por ejemplo, para aquellos casos cuando existe una preocupación por la tasa de crecimiento urbano y transformación rural, o el grado de diversidad de la población.

Los Principios Rectores ayudan a abordar la complejidad de alinear los diferentes niveles de gobernanza (nacional, territorial y local), reconociendo al mismo tiempo los contextos locales únicos y las múltiples posibilidades de aplicación. Los vínculos urbano-rurales que promueven el desarrollo territorial integrado no se refieren únicamente a un conjunto de regiones sub-nacionales separadas, sino también a sistemas de ciudades a nivel nacional e incluso a través de los niveles nacionales a regionales.

Elaborado por: ONU Habitat
Año de Publicación: 2019

 

 

 

 

 

 

 

 

Artículo anteriorRutas para aumentar las soluciones basada en la naturaleza en las NDCs. Un enfoque de siete pasos para mejorar las contribuciones determinadas a nivel nacional a través de soluciones basadas en la naturaleza
Artículo siguienteLa economía del cambio climático en América Latina y el Caribe: una visión gráfica